Necesidades de divisas del sector público y volatilidad de expectativas privadas: un delicado equilibrio que acelera la suba del tipo de cambio.

10.05.2012 16:20

 

Tensión cambiaria permanente

  • Según la información oficial disponible al miércoles 9 de mayo, el tipo de cambio nominal crece a un ritmo mensual cercano a 1,3%, tasa que ya se había alcanzado en los primeros días de abril y que, desde ese entonces, se mantuvo relativamente estable (ver línea roja del gráfico). Esta tendencia difiere de la de hace un año atrás porque -en aquél entonces- las principales tensiones se verificaron en las primeras semanas pero, luego, se alcanzó, efímeramente, un máximo de 1% mensual tal como se observa en el gráfico. No quedan dudas que siempre han derivado de la interacción de una oferta de divisas (que actualmente se encuentra en los mismos niveles del año pasado) y una demanda insaciable que pareciera retroalimentarse a diario debido a las decisiones del sector público y el privado. 
  • Concretamente, las curvas de ese período  indican tendencias semejantes hasta mediados de marzo período a partir del que la curva correspondiente a 2012 comenzó a aumentar su inclinación y a tomar un sendero más empinado que la de 2011. En los veinte días siguientes al 20 de marzo (hasta principios de abril), el crecimiento del tipo de cambio nominal se aceleró de 0,2% a 1,2% mensual, luego se amesetó y, posteriormente, desde los primeros días de mayo, la tendencia alcista nuevamente se fortaleció. Un año antes, como indica el trazado de color azul, las subas experimentaban un comportamiento más moderado, mostrando, incluso, cierta desaceleración entre las últimas semanas de abril y las primeras de mayo.
  • Las compras del sector público para cumplir con los vencimientos de los pagos de deuda pública constituyen la principal razón de estas presiones. La estrategia más agresiva se verificó a fines de abril, cuando se le compró al Banco Central (BCRA) alrededor de U$S 2.200 millones (en todo el año la compra acumulada ronda U$S 4.500 millones). ¿Por qué se puede extraer esta conclusión? Básicamente porque el BCRA compró cerca de U$S 5.230 millones y acumuló aproximadamente U$S 1.470 millones en concepto de reservas internacionales (RI). En síntesis, la suba del tipo de cambio y su aceleración reciente ha sido obra exclusiva del Sector Público, estrategia que, complementada con las restricciones recientes a la compra de divisas al sector privado y la limitación impuesta a las importaciones, margina coyunturalmente al sector privado del proceso de dolarización de carteras y de la oferta externa de bienes.
  • ¿Es adecuada la medida en este momento del año? Si, porque el sector público se asegura el pago de los compromisos en divisas de todo el año en el momento en que más fuerte es el exceso de oferta de divisas (por la liquidación estacional de las exportaciones agropecuarias) en un contexto donde, además, acumula RI. ¿Cuál es el punto en contra? La introducción de volatilidad al proceso de elaboración de expectativas privadas, su perpetuación y, posteriormente, el efecto que ejercería sobre la demanda de divisas, lo cual sería peligroso cuando las liquidaciones del agro se normalicen (a partir del trimestre que viene). En la medida en que el Sector Público acumule lo esperado y las expectativas privadas se mantengan estables, de todos modos, la volatilidad cambiaria podría diluirse. Si bien el proceso es delicado porque todavía afloran las cicatrices de la mini corrida de agosto/octubre pasado, la inflación y el racionamiento financiero externo obligan a embarcarse en esta aventura.  
  • Gráfico.doc

Volver

Contacto

AMF - Economía
AV. PEDRO GOYENA 118 PISO 6 DEPTO D
1424 -CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES

0054-911-4030-7593 (desde el exterior)
0054-911-6370-6478 (desde el exterior)
011-15-4030-7593 (desde la Argentina)
011-15-6370-6478 (desde la Argentna)

© 2010 Todos los derechos reservados.

Crea una web gratisWebnode