Interrogantes y respuestas

28.02.2013 15:50

 

 

¿Cuándo saldremos del "cepo cambiario"?

Las condiciones para una salida dependerán de una sustancial entrada de U$S, asociadas a una recuperación de Brasil, de los precios de las commodities y de un mantenimiento de éstos en los niveles de fines de 2007, sucesos que no dependen del país sino de la economía internacional. Se necesita un ingreso suficiente de divisas para "calmar la sed" del mercado y moderar sus expectativas pesimistas. En ese escenario, desaparecerán los controles cambiarios. No se puede hablar de un momento preciso, sino de la ocurrencia y la interacción determinados factores. El Gobierno no tiene grados de libertad para revertir la situación, depende en gran medida de las condiciones externas ("las bondades" de la globalización). La estrategia oficial reside en hacer crecer la economía nuevamente para calmar los nervios del mercado pero las expectativas de inflación "le hacen demasiada sombra" para recorrer ese camino sin amenazas. 

¿Alguna vez habrá condiciones para una libertad cambiaria?

En los países subdesarrollados (y en algunos desarrollados), nunca hay una libre flotación sino controles, especialmente cuando las monedas empiezan a hacer volatilidad (fluctuar descontroladamente). Las condiciones deben consistir en asegurar una sólida oferta de dólares y un control sobre la demanda cambiaria a través de mecanismos que, sutilmente, actúen sobre el humor de la población en sintonía con un nivel asequible de inflación. Actualmente en la Argentina se discute sobre el deslizamiento ascendente del tipo de cambio (la devaluación), creíble para los distintos actores del mercado. El dólar paralelo, no hace más que marcar la dirección de los desequilibrios pero, en general, extravía a la gente.


¿Y si se cambiara el equipo económico?

No se trata de una cuestión de personas (ni de personajes), sino de la existencia de condiciones propicias. Quienes proponen "un mundo mejor", tienen aspiraciones políticas y recetas convencionales para agradar al mercado internacional de capitales. Buscan que nos arrojen "un salvavidas financiero" para ingresar en una dinámica de endeudamiento semejante a la de la década del noventa.