Tasas de interés

 

Cotidianamente se escribe y se debate sobre la pasión de los argentinos por las divisas. Esta pereferencia no es más ni menos que la contracara de la debilidad del peso como reserva de valor. Diversos episodios fueron diezmando la capacidad de la moneda doméstica para convertirse en un instrumento fundamental del ahorro de los argentinos. A pesar del debate, la historia reciente confirma que poco se hizo para inducir a los agentes económicos a ahorrar en pesos. En otras palabras, se los empujó a consumir sus excedentes y/o a activarlos como una forma de escapar de rendimientos nominales inferiores a la inflación (tasas de interés reales negativas). Ese fue el "pecado" de la política monetaria de buena parte de la década pasada y la actual que -lamentablemente- desaprovechó la oportunidad de cambiar una conducta que hoy se lamenta desde el discurso.

 

AMF Tasas de interés realesi 16-05-13