Las divisas que no llegan

Las estadísticas sobre ingresos de divisas en concepto de viajes y turismo reflejan un dramático descenso desde hace varios trimestres atrás. Sin embargo, ni lla cantidad de viajeros ni sus gastos se compadecen con semejante descenso. ¿Qué está ocurriendo para que se verifique una divergencia de cierta magnitud? En concreto, el país está resignando alrededor de U$S 1.300 millones al año en concepto de divisas de viajeros y turistas que podrían ingresar por la ventanilla del Banco Central y no lo hacen. ¿Es un efecto no deseado del "cepo" cambiario que orientado a restringir la demanda de divisas termina "lastimando" a la oferta o estamos en presencia de factores adicionales?

 

AMF Turismo receptivo27-06-13